BASES DE NUESTRA ACTIVIDAD

La Fundación es una entidad sin ánimo de lucro que promueve la puesta en marcha de proyectos de terceros vinculados a sus objetivos sociales con las siguientes bases de actuación:

1. MOVILIZAR LA INTELIGENCIA

Activar todas las opciones posibles de inteligencia y creatividad latentes en la sociedad civil madrileña y en los profesionales de las artes canalizando horizontalmente y de manera fluida sus aportaciones a los proyectos culturales en el centro histórico madrileño.

2. ACTUACIONES RIGUROSAS Y SOLVENTES

Todas las aportaciones se evaluarán a través de un Comisariado de la Fundación  que ordenará y priorizará toda las actividades e iniciativas por ella programadas en forma coherente y viable.

3. TRANSPARENCIA 100%

De todas las iniciativas, actividades o propuestas se dará un conocimiento público y se informará de todos los detalles de la programación, sus condiciones técnicas y sus presupuestos, así como sus fuentes de financiación públicas o privadas. Del mismo modo se informara de la aplicación concreta de sus fondos con el origen correspondiente. Todo ello podrá consultarse en la página web de la Fundación.

4. PARTICIPACIÓN CREATIVA

Para obtener la máxima participación de los agentes creativos se convocarán concursos de propuestas o proyectos creativos de manera pública. Entendemos que el carácter de una Fundación sin ánimo de lucro debe partir de esas premisas coincidentes con el interés social y público.

5. COMPROMISO DE ACCIÓN INMEDIATA

La fundación ha nacido con el impulso de personas y profesionales implicados en proyectos culturales, empresariales, creativos y solidarios ya consolidados y con solvencia contrastada. Ello le permite ser inmediatamente operativa en sus propuestas e iniciativas a corto plazo. No proponemos o reivindicamos actuaciones ante terceros “aconsejándoles” lo que “hay que” hacer. Nos comprometemos desde el primer momento y de manera activa en su realización ejecutiva.

6. VISIÓN UNIVERSALISTA INTEGRADORA

Creemos firmemente en la universalidad de las ideas, de los derechos económicos, sociales, civiles y culturales. Las piedras de los territorios no hablan pero si lo hacen sus sociedades. El Centro Histórico de Madrid  expresa esos elementos de conectividad con otros centros históricos nacidos de necesidades sociales y humanas, todos ellos son lugares de actividades urbanísticas, sociales, políticas, económicas y de los intercambios  intelectuales en toda su historia.

7. GENERACIÓN DE ACTIVIDAD PRODUCTIVA

Queremos salirnos de la confusión sobre las necesidades de “cambios de modelo”. Toda actividad humana genera un proceso productivo. Todas las acciones que programamos y proponemos generan riqueza social, económica y cultural. La convivencia de todos esos elementos y su mejora imprescindible es una fuente de progreso ciudadano. Como preconizaba el premio nobel de economía Paul Samuelson trabajamos por el BEN (bienestar económico neto) y no solo por el PIB. Esa forma de economía sostenible es la única conocida que genera de empleo y felicidad.

8. ATRACCIÓN DEL TURISMO LOCAL E INTERNACIONAL COMO RELACIÓN INTERCULTURAL

El Centro Histórico de Madrid no puede ser sólo un espacio “de paso” de millones de personas, con el desaprovechamiento social que ello implica. Trabajamos para construir un modelo de relación entre el visitante, el residente, el comercio, el espacio y la cultura —todas las culturas— de nuestro país.

9. FORO DE ENCUENTRO INTERGENERACIONAL MADRILEÑO

Qué mejor espacio que nuestro centro histórico para interconectar generacionalmente a nuestros ciudadanos. Las nuevas tendencias culturales y sociales deben estar presentes en los debates de futuro para el uso coherente de esos espacios que deben ser su mejores foros. Nuestro esfuerzo residirá principalmente en ello. 

OBJETIVOS

La Fundación Madrid Centro Histórico tiene como punto de partida y esencial el que no trata de poner en marcha una organización marcadamente definida por la acción política o para política. Para ello ya existen los partidos y las organizaciones que están legitimadas para esa función. Parece evidente que algunas entidades creadas bajo patronímicos genéricos o territoriales con muy escasa representatividad material han dejado de dedicarse a ser plataformas de reivindicaciones sociales, económicas, culturales o urbanas verdaderamente significativas y se han transformado en rampas de lanzamiento de candidatos a las instituciones con el componente partidario que ello conlleva.  De haber ejercido verdaderamente, en muchas de ellas, la función y objetivos formales de sus estatutos,  probablemente tendríamos una sociedad civil madrileña mucho más potente e influyente de la que actualmente disponemos.

De manera que una condición esencial de esta Fundación es y será la independencia absoluta de ese tipo de dinámicas que confunden la política con las legítimas ambiciones personales. Se trata de crear una plataforma de estudio y reflexión sobre los problemas urbanos, culturales y económicos del uso social compartido en el enclave histórico más significativo de la ciudad. Sin duda desde las perspectivas y problemáticas actuales y previsiblemente futuras. También pretende ser un elemento dinamizador de iniciativas de fomento de la actividad cultural, social y económica del Centro Urbano Histórico de Madrid.

Creemos que el término de un Think Tank tal vez está demasiado manido por la acción política de partidos. Su traducción literal como “tanque de pensamiento” se ha convertido las más de las veces como acorazado de propaganda y ambiciones que han arrojado el pensamiento y la reflexión a los escombros. Por ello el proyecto de esta fundación preferiría definirse con un concepto más humilde. Se trata de dialogar sobre el uso de la ciudad y la convivencia necesaria entre todos los que operan en ella. De ese diálogo se pueden articular propuestas que no sean de parte sino de una amplia mayoría de la ciudadanía. Solo es posible reflexionar proactivamente si hay un debate enriquecedor entre diferentes. Con ese espíritu tratamos de comenzar a caminar. 

Pero no se trata tampoco de reflexiones al margen de las realidades sociales que operan en la ciudad, Los ejes de actuación implican proponer ideas y soluciones operativas sobre los temas de la vida urbana cotidiana  al margen de la gestión que corresponde a las instituciones hacer. Por ello este documento es solo un enunciado de algunas de las propuestas posibles. 


***
PROPUESTAS